Ex fábrica de Schindler

Plaza de Cracovia, al otro lado del río

Cruzando el río Vístula

17:15 A pocos metros del Vístula, se encuentra la “plaza de los héroes del ghetto”. En la misma hay una sillas de hierro simbolizando y recordando el lugar donde se juntaba a los habitantes del ghetto para llevarlos a los campos.

Farmacia contigua al Ghetto de Varsovia. Sus dueños ayudaron a entrar comida y provisiones durante esa época

Farmacia contigua al Ghetto de Varsovia. Sus dueños ayudaron a entrar comida y provisiones durante esa época

Cabe destacar, que era en esa parte de la ciudad donde estaba el ghetto, y no en Kazimierz. En una de las esquinas de la plaza, en la calle Solna, se encuentra la farmacia “Bajo el Aguila”. El dueño no era judío, pero era el único que tenía permitido trabajar dentro del ghetto y, aprovecho ese privilegio para ayudar a los judíos a conseguir comida y otros bienes. Además de ser importante por el acto heroico de su dueño, hoy en día dentro de la antigua farmacia hay un museo que se puede visitar.

Restos del muro del ghetto en Cracovia. Actualmente quedó situado en medio de una escuela de la ciudad.

Restos del muro del ghetto en Cracovia. Actualmente quedó situado en medio de una escuela de la ciudad.

Siguiendo por Na Zjezdzie, a la izquierda encontramos parte del muro del ghetto con una placa. Continuando derecho por Wielicka hay otros restos de muro (más grande) que están a la espalda de una escuela.

Si se siguen varias cuadras mas por Wielicka se pueden ver los monumentos a los polacos y a los judíos asesinados en el campo de concentración que existió allí, conocido como Plaszow.

En el camino también están las ruinas del tanatorio y “La casa gris”, 2 edificios que fueron importantes para los judíos mientras existió el campo. Nosotros esta parte no la hicimos, un poco por cansancio y otro poco por falta de tiempo. Había que caminar 10 cuadras más y preferíamos ir a la antigua fábrica de Schindler.

La lista de Schindler

18:30 Dimos la vuelta retomando por Wilicka. Al cruzar Powstancow tomamos una callecita a la derecha hasta salir a Romanowicza. Allí caminamos unas cuadras hasta cruzarnos con el MOCAK (museo de arte contemporáneo de Cracovia). Si bien dudamos en entrar o no, decidimos dejarlo para otro momento y seguir unos metros más hasta la fábrica de Oscar Schindler (actual museo), famoso por la película ¨La lista de Schindler¨.

Placa en la entrada al museo de Schindler, donde trabajaba la fábrica de la familia

Placa en la entrada al museo de Schindler, donde trabajaba la fábrica de la familia

Para suerte nuestra y sin saberlo, llegamos justo, porque si bien cierra a las 20hs (en verano), dejan ingresar hasta 90 minutos antes, es decir 18:30.

El recorrido es muy interesante. Cuenta la vida de los judíos durante la guerra en la zona y hace un raconto de la vida laboral, en particular en la fábrica.

20:00 Salimos justo a tiempo antes de que nos echen. Tomamos la calle Lipowa, hasta doblar en el puente. Cruzamos nuevamente el río y volvimos a Szeroka a probar otro restaurante.

Esta vez cenamos en “Awiw”. Tiene variedad de platos pero la especialidad son los pierogies, también conocidos como ravioles polacos. Son una masa con relleno y salsa a elección que se hierven o se fríen (ver receta). Entre todo lo que pedimos, lo más recomendable es uno de los mix de pierogies, que trae 3 rellenos de carnes: pato, cordero y carne vacuna. Muy abundante asique se puede compartir, y es realmente delicioso. Se diferencia el gusto de las carnes y lo sirven con una crema muy suave que hace una buena combinación.

22:00 Muertos de sueño, agradecimos estar a 2 cuadras del hotel y pospusimos las cervezas para otro día.

La verdad es que este recorrido se puede hacer a gusto de cada uno. Son unas pocas cuadras con muchas cosas y todo va depender del interés personal.

Si no quieren hacerlo caminando, ya sea por cansancio o por el clima, desde la plaza en Szeroka (también se pueden tomar en la calle si se ven) hay unos coches eléctricos que los van a llevar por todos lados, incluso del otro lado del Vístula.

Es cuestión de hablar con el conductor, decirle en que están interesados y que idioma hablan y sentarse allí. Puede ser una buena opción especialmente si les toca un día de lluvia. Si no, es recomendable caminar y hacerlo a ritmo propio.

¡Recibe todas las novedades de turismo!

¡Suscríbete de forma gratuita!

¡Gracias por suscribirte!

Oh, oh...

Traducir: